Economía circular

Según un estudio de la SEREMI de Medioambiente de la Araucanía (2017), la mitad de los vertederos de la región están colapsados o cerrados. La otra mitad tiene uno o dos años de vida. Estamos en el 2020 y nos imaginamos que ya algunos de estos sitios de disposición final debieron llegar a su máxima capacidad. Si bien, este es un problema invisible, ya que todos los días simplemente nos desprendemos de nuestra basura sin mayor preocupación, es nuestro problema aunque no nos demos cuenta. 

El modelo que actualmente impera en nuestro mundo, es la economía lineal, donde todo lo que producimos se desecha. Pero ¿Por qué esto sería un problema? Lo cierto es que actualmente la conducta de consumo de la población mundial requiere de 1,7 planetas tierra en recursos "renovables" para poder satisfacer todas sus necesidades. Con el crecimiento de la población, al año 2050 vamos a necesitar casi 3 planetas tierra. Por ende, no tenemos los recursos necesarios para poder satisfacernos a todos. 

Imagínense entonces, que todos los residuos que tiramos al vertedero son materia prima que estamos desechando todo los días. Hoy no nos duele, pero en un par de años vamos a decir ¿Por qué no comenzamos a reciclar antes? Pero el problema no es solo botar la basura o reciclar, si no que un cambio de conducta, desde las empresas hasta los consumidores. 

En fin, lo que nos queda por potenciar hoy es la economía circular, donde pasamos de consumidores a usuarios, para que cada cosa que necesitemos la "usemos" haciendo que su ciclo no acabe cuando la terminamos de ocupar, sino al contrario, ese mismo producto lo podría utilizar alguien más, reutilizarlo o como última opción reciclarlo.